Últimas Entradas
Himno 78 | Al Mundo Paz (enero 2, 2021 9:08 pm)
Himno 183 | No me olvidé de ti (enero 2, 2021 9:01 pm)
Himno 412 | Todas las Promesas (enero 2, 2021 8:57 pm)
Himno 400 | Castillo Fuerte (enero 2, 2021 8:52 pm)

Ministerio de Curación

31 agosto, 2019
Comments off
788 Views

Este libro nos recuerda que la salud es mucho más que un bienestar físico y emocional, nos recuerda que todos estamos de algún modo enfermos puesto que nuestras relaciones con los demás no son las más saludables. Necesitamos curación en alguna área de nuestra vida. A través de la obra, Ministerio de Curación, obtendrá consejos interesantes sobre lo que significa sanidad total.

Como experiencia personal, tarde cerca de un 1 año en leer este libro. No porque fuera excesivamente extenso (posee 413 páginas, letra grande y espaciosa), sino porque es necesario leer capítulo con cuidado y atención para asimilar correctamente el contenido. Con esto no quiero dar a entender que sea un libro de difícil lectura pues los consejos son precisos, no da rodeos, pero por este motivo cada consejo es necesario sopesarlo e interpretar cómo aplicarlo en la actualidad. Pero vamos… ¿De qué trata el libro?

Considero que hay 3 énfasis o temas principales que aparecen a lo largo del libro, estos son:

  1. El Ministerio Médico de Jesús, lo que hizo y cómo lo hizo.
  2. Consejos y principios de salud general.
  3. El hogar y la salud en las relaciones.

Analicemos por orden cada uno de estos temas.

El Ministerio Médico de Jesús, lo que hizo y cómo lo hizo.

El ministerio de Jesús inicia en lo pequeño, en detalles, en lo cotidiano. Muchas veces se descuidan las labores más pequeñas, esas tareas que podemos hacer fácilmente todos los días pero las descuidamos, esas actitudes y compromisos que aparentemente no tienen relevancia pero que a largo plazo tienen un resultado decisivo. A través de las acciones pequeñas a lo largo de la vida, Jesús fomentó una actitud de disciplina.

Además de ello, Jesús enfatizó que el poder de Dios se manifiesta no únicamente en grandes obras milagrosas como lo es sanar a las personas de sus enfermedades, multiplicar alimentos, etc. sino más bien la gran obra milagrosa que quiere hacer es en quién eres, es decir, transformar la vida de pecadores. Jesús pasó tiempo predicando, hablando, sanando, cuidando, ayudando y amando pero nada de eso habría sido posible si no hubiera pasado tiempo relacionándose con el Padre, en la fatiga de la misión recargó sus fuerzas a través de la comunión con Dios. A través de esta relación, aprendió que en la desesperación, en los imprevistos y en las amenazas podía confiar  plenamente en Dios pues todo cuánto le sucedía y ocurría en su vida era permitido por su Padre. Así también, cuando venían a Él personas cansadas, personas hipócritas, personas que llevaban una vida de pecado y errores, personas que lo trataban como enemigo y así diferentes personas, Jesús las veía con amor, Jesús se atrevió a mirar con esperanza a las personas que estaban más maltratadas por el pecado.

El ministerio de Jesús no solamente se basó en lo que hoy podríamos entender como una labor asistencial (sanar, curar, alimentar, cuidar y proteger), sino que les daba un propósito a las personas que iban a Él. Bien sabía Jesús que a menos que las personas se cuidarán y se amarán, su ministerio de curación poco valor tenia, pues además de sanar las enfermedades y derribar la carga social de la persona, su propósito era que la persona viviera con el gozo de servir a los demás, es decir, involucrar a los demás en el ministerio de salvar a las personas.

Consejos y principios de salud general.

¿Qué habilidad tienes? Desde tener algún tipo de estudio o preparación hasta cualquier recurso o acción personal, todo lo que te brinde alguna ventaja o el hecho de tener un poco más preparación y experiencia en algún asunto puede ser utilizado para el bien de los demás. En varios capítulos de este libro nos da consejos prácticos para nuestra salud, gran parte de esta sección se resume en 8 remedios naturales que Dios ha provisto para la humanidad. (Puede profundizar sobre estos 8 remedios aquí). Como analizamos en la sección anterior, este conocimiento poca utilidad tiene si no es practicado personalmente y también enseñado a otros, ahora bien, puede ser que al intentar compartir estos principios de salud con otras personas no sea recibido como quisieras, pero no te desalientes, dentro de las mismas páginas de esta obra nos anima a no desalentarnos pues todo lo que hicieres motivado por amor a los demás no será en vano.

Además de consejos referentes al cuidado físico, también hay un largo e interesante capítulo sobre la salud mental. Al iniciar un cambio de estilo de vida muchas veces nos frenamos por pensar en los errores del pasado y en las dificultades presentes para cambiar ciertos hábitos perjudiciales, pero es necesario recordar que «El que creó al hombre y le dio sus maravillosas facultades físicas, mentales y espirituales, no le negará lo necesario para sostener la vida que le dio.» (Ministerio de curación, p. 151), esto implica que Dios dará lo necesario para producir en nosotros los cambios que Él estime conveniente para nuestra vida. Esto debemos creerlo, podemos estar agradecidos aun en medio de grandes dificultades. También hay capítulos que hablan

El hogar y la salud en las relaciones.

¿La salud puede permanecer a lo largo de los años? Sí, quizás no libre de enfermedades pero si tener relaciones saludables con las personas que nos rodean, ¿qué mejor que tener relaciones saludables en la familia? Cerca del tercio final del libro nos habla sobre las relaciones en familia, tanto de padres hacia hijos e hijos hacia los padres como también en la elección de la pareja y el cuidado de ella durante toda la vida. Un buen matrimonio inicia con buenas decisiones antes del noviazgo. Ahora bien, también proporciona consejos importantes para restaurar buenas relaciones en la familia tales como el respetar la individualidad de la persona y apoyar en las responsabilidades que cada miembro de la familia debe realizar. También nos presenta sobre los peligros de llevar una vida de excesos y extremos tanto en el uso inadecuado y poco diligente del dinero como también en la enseñanza de los más pequeños. Ciertamente el libro da muchos y diversos consejos que se pueden aplicar de acuerdo al contexto de cada familia y persona, pero lo más importante es recordar un principio que está a lo largo de este libro, y este es que así como Dios dio todo para nuestra salvación también dará todo lo necesario para nuestra salud física, mental y social, siempre dentro de los principios que el mismo propone.

 

Dios desea brindarnos relaciones saludables, alegres, felices y que se puedan apoyar en todo momento, que puedan pasar victoriosamente las crisis presentes y futuras. Esto y mucho más se obtiene únicamente dando prioridad a Dios en todas las áreas de nuestra vida.

En lo personal, me gustaría leer una vez más este libro para profundizar en más conceptos y valores que propone esta obra. ¿Recomiendo este libro? Claro que sí. Además aconsejo que lo puedas leer subrayando lo más importante o copiando citas que te parecen relevantes para así profundizar más en esas ideas y desarrollarlas en tu vida. Este libro puede ser la puerta de entrada para generar cambios en tu estilo de vida, quizás no encuentres un programa de ejercicios o de nutrición pero si encontrarás la motivación adecuada para realizar cualquier cambio en tu vida, y es que todo lo que hagamos puede ser para gloria de Dios y así crecemos cada día en gracia.

Puedes encontrar este libro en:
Versión Tapa Dura
Versión Tapa Flex
Online

Redactor de Tesoros en el Cielo y Tecnólogo médico. Disfruto la lectura y aprender más de Jesús.

Comments are closed.