Últimas Entradas
Himno 78 | Al Mundo Paz (enero 2, 2021 9:08 pm)
Himno 183 | No me olvidé de ti (enero 2, 2021 9:01 pm)
Himno 412 | Todas las Promesas (enero 2, 2021 8:57 pm)
Himno 400 | Castillo Fuerte (enero 2, 2021 8:52 pm)

Tiempo de Esperanza

17 mayo, 2019
Comments off
869 Views

«Toda la ley puede resumirse en una palabra: Amor»

Mark Finley nos lleva a comprender el significado de descansar en Dios y en sus promesas. A través de las páginas de esta obra usted podrá conocer el descanso que Dios promete para usted y su familia presentado a lo largo de la historia de la humanidad.

DESCANSAR…

Todos necesitamos descansar, tanto: el trabajador que carga con toda su familia; la madre que busca soluciones para alimentar diariamente a sus hijos; el hijo que enfrenta problemas en clases; el joven que no halla metas en su vida; el estudiante que no encuentra tiempo para realizar todas sus responsabilidades; el niño que se sumerge en largas horas de ocio; la señorita que busca enérgicamente un empleo para independizarse; la audiencia de YouTube que busca encontrar alguna respuesta para su vida; el lector curioso.

Muchas personas pueden no trabajar, no estudiar, no tener responsabilidades agobiantes y aun así no hallar descanso. Pareciera que a todos nos falta tiempo producto de un contexto social tan apresurado, demandante y dinámico. ¿Necesitaremos un día a la semana para descansar? Quizás un mes no nos bastaría para calmar el estrés de la vida, pero ¿Qué tal si les digo que Dios tiene un plan desde antes de la Creación para que el ser humano halle descanso?

El autor nos ayuda a fijarnos en el principio de la humanidad, luego de que Dios haya completado la creación, celebró y conmemoró un día para descansar. ¡Y es que aun antes de la entrada del pecado Dios vio la necesidad de que su perfecta creación descansara! Pero sabemos que todo cambió rotundamente luego del pecado. ¿Todo? Pues hubieron aspectos que debían permanecer para el bienestar físico, mental, social y espiritual de la humanidad. Luego del pecado, el ser humano ya no tenía contacto directo con Dios, pues el ser humano sentía «vergüenza» de su pecado, por eso Dios se relacionó con el ser humano a través de la oración, visiones, sueños, naturaleza, profetas, Escritura, y por sobre todo, demostró su carácter a través de la vida de Jesús. Luego del pecado, el ser humano seguía con la necesidad de relacionarse con sus pares, por eso Adán y Eva permanecieron juntos. El matrimonio seguía vigente y aún lo sigue siendo. Luego del pecado, el ser humano debía seguir trabajando y/o realizando actividades para obtener alimentos (recordemos que antes del pecado, Adán y Eva trabajaban cuidando y administrando el huerto del Edén), la diferencia es que el trabajo sería mucho más agotador, todo sería más difícil. Luego del pecado, el ser humano tenia que suplir la necesidad de relacionarse con Dios, con sus pares y reposar de la carga de trabajo, es por esto que antes de la caída del ser humano Dios instauró un día para descansar: El séptimo día o sábado.

A través del ejemplo de Jesús observamos que el sábado no es un día enfocado en no hacer o en meras restricciones sino que está enfocado en hacer la voluntad de Dios, relacionarse más profundamente con Él; ayudar, relacionarse y compartir con nuestro prójimo y hallar descanso en las promesas de Dios.

A lo largo de la historia (buscar la historia del decreto de Constantino 321 d.C ; Concilio de Laodicea 363-364 d.C)  el mayor enemigo de la humanidad, el diablo, ha deseado cortar y cambiar este descanso:

«Y él proferirá palabras contra el Altísimo y afligirá a los santos del Altísimo, e intentará cambiar los tiempos y la ley; y le serán entregados en sus manos por un tiempo, por tiempos y por medio tiempo.»
Daniel 7: 25

Finalmente, luego hacer un recorrido histórico sobre los intentos de cambio que han promovido distintos poderes, el autor nos hace reflexionar sobre a quién le damos autoridad, y solamente hay 2 caminos: el yo (tradiciones, mi propia opinión, otras personas) o a Dios. El hecho que Dios nos haya brindado esta invitación expuesta en los Diez Mandamientos (Éxodo 20), nos da un claro ejemplo  de que Él se ha preocupado de nuestro bienestar integral, Él desea nuestro descanso y que por sobre todas las cosas, descansemos en ÉL. El sábado y así también todos los Diez Mandamientos es un invitación motivada por amor. ¿Aceptas está invitación?

Redactor de Tesoros en el Cielo y Tecnólogo médico. Disfruto la lectura y aprender más de Jesús.

Comments are closed.