Últimas Entradas
Himno 78 | Al Mundo Paz (enero 2, 2021 9:08 pm)
Himno 183 | No me olvidé de ti (enero 2, 2021 9:01 pm)
Himno 412 | Todas las Promesas (enero 2, 2021 8:57 pm)
Himno 400 | Castillo Fuerte (enero 2, 2021 8:52 pm)

Así de Simple: Un modelo bíblico para sanar la mente

19 octubre, 2020
Comments off
568 Views

El psiquiatra Timothy Jennings nos invita a sumergirnos en interesantes preguntas e historias que enfrentan nuestra realidad sobre la fe, los sentimientos, nuestra identidad y lo que conocemos acerca del carácter de Dios. Antes de la caída del pecado y también posterior a ella, Dios nos invita a usar nuestras facultades mentales para conocerlo más y para decidir, con base a las evidencias que Él nos entrega, confiar en su persona.

En diferentes círculos, tanto cristianos como no cristianos, he podido estar en conversaciones acerca del tema de «tomar decisiones correctas». Se suelen discutir dos extremos: decisiones lógicas y frías, y decisiones sentimentales e apasionadas. A veces pareciere que nuestra mente luchara contra estos 2 pilares y que no pueden coexistir para tomar una decisión. Creo que más de alguna vez han discutido con alguien y le han dicho: «Pero eres muy frío con esa decisión, te falta sensibilidad» o «son muy buenos esos sentimientos, pero en la práctica no va a servir». En este libro, nos lleva al Génesis para conocer el papel de cada facultad que Dios nos dio, es decir, la razón, los sentimientos, la voluntad, el juicio, y otros componentes que toman parte en lo que llamamos «mente». Dios creó todas esas facultades para utilizarlas, el error y el problema del pecado es que utilizamos esas facultades a un nivel que nos hace daño, le damos un papel que no corresponde de acuerdo al propósito que fueron creadas.

Según lo que menciona el autor, la mayoría de los problemas que ocurren en nuestras relaciones con los demás e incluso con Dios es que no entendemos y no respetamos la ley de la libertad. Para evitar diferencias de opinión o quedar bien con los demás no respetamos nuestros pareceres, desplazamos los límites sanos de nuestra relación y permitimos que la opinión de otros dirijan nuestra vida. A través de ello, se destruye poco a poco la identidad. Dios no desea eso, pues ni siquiera Él nos obliga a tomar una decisión.

Este libro es necesario leerlo más de una vez o tomar tiempo en cada capítulo, no por que las ideas del autor sean difíciles de entender sino por el hecho de que cada capítulo es una invitación a evaluar cómo estamos pensando y decidiendo. Hay aspectos de este libro que me llamaron demasiado al atención. Son muchas las veces en que pensé que tenía muy claro mis pensamientos, mi fe o mi manera de pensar. Pero luego de la lectura de este libro ví que muchas de mis ideas son parte verdad y otra parte engaño de Satanás. El enemigo de Dios quiere desfigurar el carácter de Dios, sus esfuerzos son incesantes y lamentablemente muchas veces logra engañarnos. Uno de los grandes engaños del enemigo es hacernos pensar que la fe se basa en sólo creer en algo sin fundamento, sin necesidad de pensar, sin espacio a preguntas, sin evidencias, dando paso a aseveraciones sobre el Creador que distan mucho de quien es realidad, dejándonos sin herramientas para buscar la verdad. El pecado ha hecho que diseñemos un dios falso, a veces, por nuestra experiencia, sentimientos o por una equivocada forma de entender las Escrituras, hacemos del carácter de Dios contradictorio… egoísta y castigador.

Este libro busca revindicar la percepción bíblica de Dios, restaurar tus relaciones y sanar tu mente permitiendo que tú tomes decisiones correctas en una relación intima con Dios. Es sumamente práctico, tiene historias con las que puedes sentirte identificado y sobre todo, tiene un mensaje urgente sobre nuestro conocimiento y percepción de Dios. «Así de simple», como muy pocos libros, me invitan a conocer a Dios como realmente es: Siempre verdadero, siempre mostrando evidencias de su amor, siempre respetando nuestras libertades y siempre dispuesto a que lo conozcamos.

De todo corazón, espero que puedas leer este libro, a mi parecer, podrás darte cuenta que Dios quiere sanarte.

Seguidor de Jesús. Disfruto la lectura y me encanta compartir lo aprendido.

Comments are closed.