Últimas Entradas
Himno 78 | Al Mundo Paz (enero 2, 2021 9:08 pm)
Himno 183 | No me olvidé de ti (enero 2, 2021 9:01 pm)
Himno 412 | Todas las Promesas (enero 2, 2021 8:57 pm)
Himno 400 | Castillo Fuerte (enero 2, 2021 8:52 pm)

Dios reflejado en la naturaleza

17 febrero, 2020
Comments off
2.527 Views

Conocer a Dios más profundamente, es el propósito de todo aquel que en algún momento haya vislumbrado, aunque sea un rayo de su gloria y santidad, la palabra de Dios nos enseña en Juan 17:3 que ‘’Conocer a Dios es la vida eterna’’.

Como hijos de Dios aceptamos que su palabra es la principal fuente que nos revela quién es Él, cómo piensa, cómo actúa y cuál es su anhelo para la humanidad; y los diez mandamientos son una representación de su carácter de perfecto amor. Sin embargo, en la búsqueda de un conocimiento de Dios más hondo, podemos encontrarnos con otras fuentes que nos revelan su bondad, serenidad, dadivosidad, perfección y amor, una de ellas es la naturaleza, como relata el libro El camino a Cristo en sus primeras líneas: ’la naturaleza y la revelación dan testimonio del amor de Dios’’

Dios ha procurado revelársenos de diversas maneras y la forma más perfecta ha sido a través de la encarnación de Cristo, quien además de revelarnos el carácter del Padre, nos muestra una especial afinidad por la naturaleza, en sus frecuentes visitas al monte a orar donde pasaba noches enteras en vela. El libro la única esperanza de Ellen White nos da más detalles sobre esto: ‘’Sus horas más felices eran las que pasaba a solas con la naturaleza y con Dios. Cuando terminaba su trabajo le gustaba salir al campo a meditar en los verdes valles, a orar a Dios en la ladera de la montaña, o en medio de los árboles del bosque’’.

Además, Cristo hizo alusiones a la naturaleza frecuentemente en las parábolas con las que quería plasmar alguna enseñanza espiritual, como lo son parábola de las aves (Lucas 12,22-26), la de los lirios (Lucas 12,27-31), la del árbol y sus frutos (Lucas 6,43-45)  la parábola del sembrador (Marcos 4,1-9, Lucas 8,4-8), y muchas otras, que pretendían explicar en palabras humanas el lenguaje del reino de Dios, el cual podía ser comprendido fácilmente mediante la observación de la naturaleza.

La naturaleza no solo nos muestra el carácter del Dios y su faceta más creativa, sino que también nos dice que Él está preocupado por suplir las necesidades de todos los seres que habitan la tierra; ’Mirad las maravillas y bellezas de la naturaleza. Pensad en la prodigiosa adaptación a las necesidades y felicidad, no solo del hombre, sino de todas las criaturas vivientes’’ El camino a Cristo, capítulo 1.

La Biblia considera a la naturaleza como una fuente de conocimiento de Dios, y mediante ella podemos comprender de mejor manera la Gracia del Creador para con sus criaturas, la cual se expresa tan bien en sus acciones, como en las maravillas de la creación. Así como narra el salmista: ‘’Él hace brotar la hierba para el ganado, y las plantas para el servicio del hombre, para que él saque alimento de la tierra, y jugo que alegra el corazón del hombre, para que haga brillar con aceite su rostro, y alimento que fortalece su corazón. Los árboles del Señor se sacian, los cedros del Líbano que Él plantó’’ Salmos 104:14-16

Es por esto, que en nuestro próximo paseo por la naturaleza no olvidemos que donde quiera que miremos, encontraremos a Dios. En el fluir del agua, en el vuelo de las aves, en la calidez del fuego y en el cielo cargado de estrellas, Dios nos dice que está cerca de nosotros y que nos ama.

Comments are closed.